Miércoles, 29 October 2014 22:16

¿Cómo nos alimentamos?

Valora este artículo
(0 votos)
Cómo nos alimentamos? Cómo nos alimentamos?
Cuando la alimentación es mala la medicina no sirve, cuando la alimentación es buena la medicina no se necesita.
Sabiduría Ayurveda.

Un ejemplo sencillo: La sal.

Seguro se la habrá pasado toda su vida escuchando acerca del grave daño que causa la sal en su organismo, habrá oído decir que la sal sube la tensión arterial y que es culpable de una inmensa cantidad de casos de enfermedades cardíacas, incluso tal vez a usted o a alguien que conozca le hayan prohibido el consumo de sal.

Pues bien, la sal es indispensable para la vida. Es el principal componente de su plasma sanguíneo, del fluido linfático, transporta nutrientes dentro y fuera de sus células, ayuda a nivelar el pH de su organismo, es una alimento increíble para su cerebro y para su sistema nervioso, su cerebro usa sal para comunicarse con sus músculos, aumenta las células gliales en el cerebro, refuerza la función de su sistema endocrino, y un largo etcétera.

Existen numerosos y muy serios estudios que se han realizado durante los últimos treinta años que demuestran que el consumo racional de sal no aumenta la probabilidad de padecer enfermedades cardíacas, y que contrario a lo que creemos o nos han hecho creer, la sal ayuda a mantener una presión arterial sana. Extraño ¿verdad?.

Este tema nos servirá para llegar a una primera regla en lo relacionado con alimentarse saludablemente: Todos los excesos son perjudiciales y la sal, por supuesto, no es la excepción.

Es claro que el consumo excesivo de sal podría causar graves problemas de salud; y no consumirla, también.

Para lograr un equilibrio en el consumo de sal debemos tener en cuenta:

  • Primero: La cantidad de sal que consumimos, usar el salero con moderación. Los alimentos procesados contienen cantidades enormes de sodio para preservarlos, más del 70% de la sal que consumimos proviene de estos productos, que además deberíamos evitar. (En los empaques el contenido de sal estará referenciado como Sodio). La OMS recomienda consumir 2.4 gramos/día de sodio para un adulto sano. La sal que consumimos en casa tiene en promedio 40% sodio, es decir; con una cucharadita rasa satisfacemos la dosis diaria mínima recomendada.
  • Segundo, pero no menos importante, la calidad de sal que está usando. Al igual que la mayoría de las personas es muy posible que usted use sal refinada, lo que a largo plazo se convertirá en un problema para su salud y esto sucede con todos los productos refinados ya que en este proceso de refinamiento se eliminan nutrientes y se adicionan una serie de productos químicos que traen grandes beneficios a las compañías pero devastadoras consecuencias para la salud.

    La sal en su estado puro contiene alrededor de 84 minerales, la sal refinada solo tiene cloro y sodio, así que si lo piensa bien la sal refinada no es sal. Si desea consumir una buena sal que es un alimento lleno de propirdades que benefician su cerebro, su sistema nervioso, su sistema muscular, que le ayudan a mantener una buena presión arterial y a equilibrar el pH. de su organismo; haga a un lado la sal refinada y comience a utilizar por ejemplo la sal marina o aún mejor la sal rosa del Himalaya que es una sal en estado virgen que contiene los minerales que su cuerpo necesita.

Todos los excesos son perjudiciales.

Lea las etiquetas de los productos que consume y averigue qué es y para qué sirve cada cosa alli descrita.

Visto 1283 veces
Más en esta categoría: Cuando un huevo era un huevo »